Danos y perjuicios por incumplimiento del plazo de entrega de material de construccion

Martes, 14 Octubre, 2008   

Estamos construyendo una vivienda unifamiliar y para ello compramos materiales a una empresa que nos confirmó telefónicamente, ante un arquitecto que se encontraba con nosotros, la aceptación del pedido y las fechas de entrega. Sin embargo, no cumplieron ese plazo y los encofradores tuvieron que estar parados por la falta del material, por lo que nos pasaron una factura por la espera de 810.000 pesetas, cantidad que ya hemos abonado. Cuando llegó la factura de la empresa de forjados (695.971 pesetas), decidimos no abonarla y explicarles que por culpa del retraso ya habíamos pagado más dinero de lo que valía el material. La empresa no acepta su responsabilidad y nos ha requerido a través de un abogado el pago o iniciarán trámites judiciales. No podemos demostra nada por escrito, y quisiera saber es si merece la pena seguir adelante con la vía judicial. Lea el resto de este artículo »


Pleitos bajo la lluvia

Jueves, 9 Octubre, 2008   

La acumulación de casos pendientes achacada al sistema judicial podría verse agravada en Ponteareas si sigue lloviendo con la intensidad que lo hizo ayer. El edificio, en reformas desde el mes de julio, tuvo que permanecer cerrado al público por las inundaciones que la treintena funcionarios se encontró al llegar a sus puestos. Lea el resto de este artículo »


Discutir bien no es tan dificil

Miércoles, 8 Octubre, 2008   

* El respeto hacia los demás es imprescindible, pero lo es también el respeto hacia nosotros mismos: quien al hablar obvia sistemáticamente lo que siente y no atiende a sus sentimientos o emociones, deja de respetarse.
* Nuestra posición de “no quiero que me cambies” nos obliga a aceptar la de “no quiero cambiarte”. Desde aquí estableceremos una relación enriquecedora y basada en la realidad.
* Los peores hábitos para unas relaciones enriquecedoras y satisfactorias son: la intransigencia, el llevar las cosas a los extremos, el maniqueismo, la visceralidad, el dramatismo, primar los aspectos negativos, y, sobre todo, querer ganar siempre, tener siempre la razón.
* Discutir sin irritarnos nos evita malos ratos (la discusión no me desquicia ni me hace sufrir, vivo las emociones de forma controlada y serena) y favorece la relación social. Al final, hay que convivir. Necesitamos de la convivencia, también en un espacio de diferencias de opinión, de sentimientos y de posicionamientos ante la vida. Es más lo que nos une que lo que nos separa.
* No hay fatalismo que valga. Podemos cambiar, y mejorar mucho como personas. Somos inteligentes y capaces de evolucionar, de aprender nuevas formas de estar y de ser. No sirven posturas como “cada uno es como es”, o “eso va con el carácter”.
* Utilicemos nuestra capacidad de pensar, disciplinándonos en nuestra forma de interpretar la realidad. Una discusión es una confrontación de pareceres, no una guerra. Si el otro me ataca, estará emocionalmente mal para necesitar hacerme daño. Todos nos comportamos en función de las circunstancias, intentemos comprender las que rodean al otro. Y también las que nos condicionan a nosotros.
* Usemos nuestros recursos corporales: en las discusiones, no aparquemos el cuerpo, nos puede ayudar a procesar las emociones. Respiremos profundamente antes, durante y después de la confrontación. Relajémonos muscular y mentalmente. Todo esto ayuda a que el cuerpo sea un aliado y el inductor de reacciones emocionales proporcionadas.


Discutir sin enfadarse: Una discusion nunca debe ser una guerra

Lunes, 6 Octubre, 2008   

Vivimos en época de modas, y esta servidumbre hacia lo que “se lleva” también afecta a las relaciones humanas, y, cómo no, a las palabras que a ellas intentan referirse. Lea el resto de este artículo »


Peleas Conyugales — Ejemplos

Jueves, 2 Octubre, 2008   

No debemos ir muy lejos para examinar ejemplos de las peleas conyugales. Las peleas pueden variar, desde un desacuerdo menor sobre qué cenar esta noche, a un extremo de abuso. Lea el resto de este artículo »


Peleas Matrimoniales

Martes, 30 Septiembre, 2008   

Peleas Matrimoniales — La Fuente
Las peleas matrimoniales son una parte normal de la vida de las parejas. Cuando dos personas se unen en matrimonio, las peleas están destinadas a suceder. Cada persona ha tenido diferente experiencia de vida e indudablemente, tiene diferentes expectativas del matrimonio y de su cónyuge. Por lo tanto, cada uno va a reaccionar diferente a los desafíos de la vida. Lea el resto de este artículo »


Tanto los contratos verbales como escritos pueden ser ejecutados en una corte de leyes.

Lunes, 29 Septiembre, 2008   

in embargo, no es fácil probar un caso si el contrato no está escrito. Si el contrato está escrito, usted debería leerlo y asegurarse de que entiende los términos antes de firmarlo. Si el contrato está escrito, usted debería de asegurarse de que los términos son claros y se explican en detalles. Si el contrato es complejo o su experiencia general no le ayuda a comprenderlo, usted debería consultar a un abogado antes de firmarlo.